10 Películas para ver en el Día Mundial de los Animales


Emmanuel Báez Octubre 4, 2012 2 Lectura de 6 minutes

A pesar del conocimiento popular, los animales ya comenzaron a formar parte del cine mismo desde su nacimiento. Desde los primeros trabajos de Edison en 1894, donde un perro permanece tranquilo al lado de un atleta en un video de 1 minuto, pasando por un simpático loro con una inteligencia superior a lo usual, un chanchito valiente que ese embarca en la más grande aventura, hasta el melodrama más tierno basado en una historia real sobre un perro que esperó años a su amo luego de que este falleciera, perros, gatos y otros animales siempre estuvieron presentes en la pantalla grande.

En el Día Mundial de los Animales, presento 10 películas esenciales para ver, sin ningún orden en particular, tratando de enfocarme solamente en las películas donde los animales son protagonistas y héroes a los cuales generalmente aplaudimos y apoyamos para que consigan terminar la película victoriosos, así que no esperen ver al Jaws de Steven Spielberg o The Ghost and the Darkness de Stephen Kopkins, sino algo más alegre. Y también contaré solo con películas con animales reales, ya que hablando de películas animadas, no creo que nada se ponga mejor que The Lion King.

Homeward Bound: The Incredible Journey (1993)

Nunca vi la película original, así que el elijo el remake con las voces de Michael J. Fox, Sally Field y Don Alder. Dos perros y una delicada gata creen que sus dueños los abandonaron y deciden atravesar campos y montañas encontrando el camino de vuelta a casa. Diálogos simpáticos, tiernos y un poco de suspenso, además de las personalidades bien definidas de los tres animales, hacen de esta película una aventura imperdible.

Paulie (1998)

La primera vez que vi un loro en la pantalla, y uno bastante peculiar, contando toda su vida desde que hizo feliz a una pequeña niña (Hallie Kate Eisenberg) hasta que pasó por muchos hogares y vivió muchas aventuras. La voz de Jay Mohr, que también hace del papel de uno de sus dueños, le da un toque único a una película donde el plumífero amigo termina sabiendo más de la vida de lo que muchos de nosotros nos imaginamos.

My Dog Skip (2000)

La primera vez que el mundo conoció a Frankie Muniz antes de saltar a la fama con Malcom In The Middle, y la primera vez que la historia de un pequeño terrier hizo derramar muchas lágrimas. Un pequeño niño que no puede hacer amigos recibe un perrito como regalo de sus padres, y éste termina convirtiéndose en la sensación de toda una comunidad. La película está basada en hechos reales, en las memorias del propio Willie Morris, así que ahí tienen una razón más para llorar.

Fluke (1995)

Fluke fue mi primer acercamiento al concepto de la reencarnación, y si hubiera sido de otra manera, no me hubiese interesado para nada. Un padre adicto al trabajo sufre un accidente fatal, y regresa a la vida como un perro, tratando de encontrar de nuevo a su familia y comprendiendo los errores que cometió cuando era humano. Menos sentimentalismo y más mensajes acerca de la importancia de la introspección. Una linda historia con las voces de Matthew Modine y Samuel L. Jackson, además del genial Eric Stoltz.

Babe (1995)

Cargado con muchísima ternura, simpatía, y coprotagonistas de varias especies, Babe cambió la mirada hacia los animales en el cine de muchas formas. Primero que nada, porque nadie se imaginaba que un pequeño cerdito pudiera tener el agarre suficiente como para ser protagonista de su propia historia, y segundo, porque la misma fue simplemente hermosa. Una gran aventura para un pequeño animal con una dulce voz, no hace falta decir más.

Larger Than Life (1996)

En lo que respecta a “películas de carreteras”, mejor conocidas como Road Movies, es difícil ignorar la vez que Bill Murray tuvo que pasearse por el país con un elefante a cuestas. Una comedia de grandes dimensiones, sobre un hombre que hereda de su padre recién fallecido y con quien nunca se comunicó bien, un enorme elefante. Cuando encuentra un destino para el animal, emprende un viaje que le cambiará la vida.

Buddy (1997)

Nos ponemos un poco más serios con Rene Russo cuidando de un bebé gorila cuando éste finalmente crece y se sale de control. Todo comienza tierno y simpático, pero la naturaleza nos recuerda que no todos los animales están hechos para vivir en las ciudades, entre humanos. Tarde o temprano llega la hora de recordar que por más que nos encante vivir de ciertas formas, no se puede ir en contra del instinto animal.

Turner & Hooch (1989)

Un poco difícil decidirse entre esta y K-9 con James Belushi, porque ambas presentan premisas similares, pero Turner & Hooch es un poco más realista, y la fuerza cómica de Tom Hanks era inigualable. Un detective debe adoptar al perro de un hombre muerto para encontrar al asesino, pero claramente las cosas con el indomable animal comienzan a salirse de control, hasta que termina convirtiéndose en el compañero que no quería tener. Lágrimas garantizadas, además de muchas risas.

War Horse (2011)

El relato sentimentalista de Steven Spielberg y John Williams sobre la vida de un caballo durante la Primera Guerra Mundial no se llevó todos los laureles que merecía, pero su lugar en el cine de animales es único, gracias a la mano talentosa de un director como Spielberg. La historia del equino es no menos que impresionante, contando sobre las vidas que tocó mientras las balas pasaban a su lado y, además, metiendo de una forma bien realista una amistad con otro caballo de guerra.

Doctor Dolittle (1998)

Allá por los años cuando Eddie Murphy todavía seguía siendo simpático sin mucho esfuerzo, terminó haciendo el remake de la película homónima donde un doctor escucha sin razón alguna a los animales, y los entiende. Cuando los animales descubren que es así, comienzan a acercarse a él para ser tratados y descubrimos que la hipocondría no es exclusiva del hombre. Muchas especies, muchas bromas, y muchos momentos simpáticos, además de las voces de Ellen Degeneres, Chris Rock, Albert Brooks y John Leguizamo.

Seguramente habrá más de 500 películas con animales, siendo la mayoría de ellas con perros, así que habrán muchos títulos buenos que fueron dejados de lado para poder incluir a otros animales y tener cierta variedad.

Un bonus bien personal, para aquellas personas que dicen que lloraron amargamente con la película Hachi: A Dog’s Tale, con Richard Gere, que vean la versión original japonesa de 1987, Hachiko Monogatari (imagen principal arriba mismo), altamente superior y con un final tan desgarrador que jamás lo hubiesen filmado en USA.

¿Qué película con animales recuerdan que haya que ver de nuevo?



2 Comentarios »

  1. Midori Octubre 5, 2012 a las 16:32 - Reply

    Algunas películas me hicieron acordar a mi infancia! :’) Hay también una que me gustó mucho cuando ví de niña que se llama, “Fly away home”. Y una que me emocionó bastante: Far from Home: The Adventures of Yellow Dog. También están las que no me gustan tanto pero son famosas! “Free Willy”.& “Flipper”.

    • Daria Cortes Noviembre 14, 2012 a las 13:56 - Reply

      Fly away home es muy bonita, y War horse es de las mejores, K-9 fue simultanea a Turner&Hootch, tambien Marley and me, Le renard et l’enfant (La niña y el zorrito). Hay peliculas que sin el perrito no hubieran tenido su toque como, La mascara de Jim Carrey y Mejor Imposible de Jack Nicholson

Dejanos tu comentario »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *