‘Braindead’, Peter Jackson nos trae amor y violencia en tiempos de zombies


Angélica González Septiembre 24, 2012 Comments Lectura de 3 minutes

Braindead (Dead Alive) nació en 1992 de la mano de Peter Jackson, se estrenó en 1993 y fue baneada de los cines de Singapur y Finlandia por su alto contenido de sangre, gore y violencia.

Esta historia se desarrolla alrededor de un mono-rata que fue sacado de las islas de quien sabe dónde para llevarlo al zoológico de lo que creo es Nueva Zelanda, donde una muchacha latina llamada Paquita (Diana Peñalver) está enamorada del proveedor de su tienda, hasta que su abuela “macumbera” le dice que este no será su verdadero amor, sino otro que aparecerá lo antes posible. Dicho personaje de quien hablaba la abuela, se llama Lionel (Lionel Cosgrove) quien vive con su madre ya que su padre falleció cuando era muy chico.

Paquita se enamora perdidamente de Lionel apenas lo ve. Lastimosamente, lo que ella no sabía es que la mamá de Lionel es la pesadilla de suegra en toda su máxima expresión, rompebolas y pesada. Esta no aprueba el romance de su hijo con Paquita y en una de sus citas al zoológico los persigue para espiarlos, y es ahí cuando es mordida por el mono-rata (es horrible, en serio).

Ahora, vale la pena spoilear un poco y decir que esta es otra película de zombies y que, como toda película, el virus se escapa de alguna forma infectando así a la mayor cantidad de gente posible y existente en dicho lugar.

Obviamente, la madre de Lionel después de ser mordida por el mono-rata sufre una transformación llevándola así a ser el huésped del virus, es decir, la primera persona que tiene el virus en su sistema, por tanto es el mas fuerte. Esto hace que además de vieja rompebola tenga poderes sobrenaturales como superfuerza y caerse a pedazos.

A lo largo de toda la película podemos ver cómo se desarrollan los eventos zombies, así como el amor de Lionel y Paquita junto con una mezcla de unos zombies un poco inusuales ¿por qué digo esto? ¡Porque cuando los zombies se ponen cachondos hay que estar atentos al peligro que está por venir! Pero eso no es todo, con Braindead siempre hay mucho más.

No dejo muchos detalles de la película, pero sí debo decirles que esta película cambió muchas cosas en mí, siendo sincera había cosas que consideraba “prohibidas por el peso católico”, pero después de ver Braindead, me di cuenta de que no hay personas con suficientes huevos para hacer lo que este muchacho hace.

Altamente recomendada para las personas que disfrutan del gore, desmembramientos con podadoras y un sentido del humor un poco sangrante. Eso sí, creo que después no te vas a querer acercar a la cocina por un buen tiempo.

Pueden ver la película completa en YouTube, y el trailer abajo.