‘The Net’, cuando Sandra Bullock reveló una conspiración digital


Emmanuel Báez marzo 7, 2014 Comments Lectura de 4 minutes

the net dest

Imaginen que es 1995 y que apenas están aprendiendo a usar computadoras y lo que es internet, y justo ven alguna película como Virtuosity, Hackers o The Net. Son los mejores ejemplos de películas sobre la cultura casi desconocida -en ese entonces- del mundo virtual, que no tienen ni pizca de realidad, pero no se puede negar que en su momento más de uno habrá manipulado un disquete con sumo cuidado después de verlas.

Fácilmente podría decirse que las tres películas son exactamente la misma cosa, por más que no lo sean, pero The Net recuerdo con más cariño porque poco antes había visto a Sandra Bullock en Speed y en While You Were Sleeping, así que estaba con más ganas de ella. La película sigue a una experta en programación que se dedica a hacer pruebas beta de softwares varios antes de su salida al mercado, cuando se involucra accidentalmente en una conspiración, por lo cual termina siendo perseguida por asesinos que la despojan de su identidad.

Ya en los primeros cinco minutos está más que claro que esto no hay que tomárselo en serio, al menos en todo lo que tiene que ver con Bullock sentada frente a una computadora. Un análisis detallado les revelará que la mayor parte del tiempo está presionando unas teclas y la pantalla muestra otras, o que mueve el mouse hacia un lado y en la pantalla el cursor va hacia otro, y ni siquiera hablemos de los virus de computadora que hacen que todo se desvanezca en mosaico y con ruiditos extraños como si fuera un mensaje del espacio exterior. No se puede ver algo más noventoso en lo relacionado a la informática en el cine.

Pero The Net es, a pesar de todo, un buen thriller, y Bullock, con 31 años, lleva la película a cuestas sin ningún problema. Las partes interesantes se desarrollan con el ritmo de una decente entrega en el género de los 90: la conspiración, las persecuciones, los malos más incompetentes, los disparos que nunca aciertan, el clímax en cámara lenta. Pero hay suficiente como para que sea diferente a ratos, y agradable de seguir hasta el final. Aunque Bullock puede ponerse un poco irritante, estamos hablando de una protagonista femenina que se maneja bastante bien, y no se trata del típico central genio que sabe exactamente cómo solucionar sus problemas, sino que más de una vez choca contra una pared y demuestra una desesperación real, como un callejón sin salida que normalmente terminaría en muerte.

El cine de  thriller de los últimos años está plagado de personajes que se las saben todas, y carecen de realismo en cuanto a la toma de decisiones. Está todo bastante bien planeado y eso es algo que se nota perfectamente, por más que sea un actor brillante en el papel de un detective que al parecer no tiene todas las pistas bien ordenadas. Hay cierta urgencia en The Net que se siente real, y se debe más que nada a una actriz que se arriesga y a un guion que, por más que sea algo simplón en cuestiones generales, está cuidado en detalles importantes. Seguro, ella es salvada por un amigo, pero al final este muere y ella de nuevo se las ingenia sola, como una buena programadora de los 90 que arregla videojuegos a unos días de su lanzamiento oficial.

La película fue dirigida por Irwin Winkler, que comenzó su carrera dirigiendo a De Niro en Guilty by Suspicion en 1991 y terminó con Home of the Brave en el 2006, sobre tres soldados intentando reajustarse a su vida después de volver de Iraq. Su filmografía nunca sobrepasó a lo llamativo, pero The Net es un lindo aporte a lo que fue el boom del internet -y las computadoras en general- en el cine de los 90. El subgénero ya nunca será lo mismo, aunque ahora los hackers siguen siendo bastante inverosímiles, pero nada como la época en la que los seudónimos virtuales eran fáciles de elegir o las computadoras se llegaban a destruir con pulsar la tecla de Escape. Nada como Virtuosity, Hackers, o The Net.