‘Gritos del Monday’ es la película paraguaya más vista del 2016


Emmanuel Báez Noviembre 11, 2016 Comments Lectura de 3 minutes

gritos-del-monday

Ahora que las últimas obras nacionales -ya sea de producción enteramente paraguaya o de coproducción- van saliendo de la cartelera local, podemos ir resumiendo el año 2016 en lo que respecta a cine nacional, poniendo en la cima del ranking a la película de terror Gritos del Monday.

La misma vendió un total de 32.409 entradas en todo su recorrido, desde su estreno el pasado viernes 1 de abril. Bajo la dirección de Héctor Rodríguez, la trama de la misma se centraba en un grupo de amigos que debían enfrentar una entidad maligna luego de encontrarse con algo macabro en las cercanías de los Saltos del Monday.

La respuesta del público fue mayormente negativa, si bien los números subieron rápidamente debido a una curiosidad masificada a causa de una campaña de marketing que se aprovechó de la novedad del género en el cine paraguayo. Más allá de la curiosidad, se trataba de una película pobre cuyo éxito taquillero final no tiene nada que ver con su calidad.

A pesar de eso, ya se habla de una posible secuela, aunque no hay mayores detalles al respecto por ahora.

En segunda lugar tenemos el documental Paraguay, Droga y Banana, que contra todo pronóstico, consiguió alterar un paradigma relacionado al género, que poco o nada llena salas de cine en el país. La obra firmada por el periodista Juan Manuel Salinas vendió aproximadamente 12.500 entradas desde su estreno en cines el pasado 15 de setiembre.

La crítica especializada de distintos medios de prensa fue bastante positiva, si bien por este medio me pareció que algunas cuestiones narrativas y técnicas opacaban el mensaje final, aunque no escatimé en palabras para elogiar la osadía del realizador al tratar un tema delicado y relevante.

En la tercera posición está la producción encarnacena El Secuestro, que colmó salas de cine en la ciudad de origen, pero falló en conquistar al público asunceno y de otras localidades. Al final de su paso por cines, el debut como director de Hugo Cardozo vendió poco más de 11.600 entradas.

Se trata de una obra que mezcla el género criminal con una historia de superación, pero que luego agregó más a la mezcla que no pudo sostenerse entre el humor, la acción, el drama, y el romance. Sin embargo, hay vestigios de pasión y coraje que, aunque no llegan a talento, indican que podría convertirse en algo mejor.

Le siguen luego Guaraní, la coproducción entre Argentina y Paraguay, con 4.615 entradas vendidas; el documental La Orquesta de Cateura, con 1.388 entradas vendidas; el documental Eliza Lynch: Reina del Paraguay, de producción entre Paraguay e Irlanda, sumando hasta ahora poco más de 1.200 entradas vendidas; y por último, el drama La Última Tierra, de Pablo Lamar, que vendió unas 275 entradas en un circuito alternativo.

Casi al cierre del año y sin ningún otro estreno paraguayo programado, vemos que el total de entradas vendidas para películas nacionales asciende a 64.000 aproximadamente, todavía bien alejado del récord que lo sigue manteniendo 7 Cajas, que vendió poco más de 270.000 entradas en el 2012.

(Datos recopilados por Meli Peña a través de Ultracine.com)