‘Intensa-Mente’, la conversación más importante de Pixar


Emmanuel Báez Junio 21, 2015 0 Lectura de 5 minutes

inside out reseña dest

Intensa-Mente es la película más compleja, profunda, y mejor elaborada de Pixar. Así también es la más arriesgada, y la creación más humana y realista de la compañía, que entrega una obra maestra que es toda una experiencia para cualquier persona que esté mínimamente interesada en conocer un poco más acerca de los que nos hace humanos. Es una película que espero inicie una conversación importante entre padre e hijos acerca de una cuestión muy relevante en todas las sociedades del mundo.

La historia sigue a las emociones antropomorfizadas de Riley, una niña de 11 años cuya vida cambia cuando su familia tiene que mudarse de Minnesota a San Francisco por cuestiones laborales. Dentro de su cabeza viven Alegría, Tristeza, Furia, Desagrado, y Miedo, quienes están al mando de Riley. La vida de la pequeña es maravillosa hasta entonces, y los cinco seres en su mente conviven tranquilamente bajo el mando de Alegría, ayudándola a navegar el día tras día con mucho éxito.

Desde el principio es inevitable sentirse maravillado por la inteligencia del guion y la creatividad en detalle del mundo dentro de la cabeza de Riley. La imaginación vertida en la historia es asombrosa e ir conociendo cada pedazo de esta mitología mental resulta alucinante. Cada paso que van dando para desarrollar un emotivo relato conmueve   porque es imposible no experimentar la historia sin pensar en uno mismo. Pocas veces el cine me hizo sentir tan consciente de mi propia realidad y mis propias emociones, así como de las personas que me rodean.

El conflicto central de la película va empezando paulatinamente cuando Tristeza no puede evitar poner sus manos sobre los recuerdos de Riley, que son representados con esferas brillantes, mayormente de color dorado debido a que ese es el color que impregna Alegría cuando consigue exitosamente mantener a la niña en una burbuja de felicidad. Tendría que ser la primera señal de la importancia de Tristeza el hecho de que la misma actúe casi de manera involuntaria, pero Alegría no es un ser muy realista, sino casi todo lo contrario.

Sin embargo, las cosas se descontrolan completamente cuando Tristeza toca uno de los recuerdos centrales, y una pelea en el Cuartel General termina en Tristeza y Alegría fuera del recinto, perdidas en el resto de la mente de Riley, que se convierte en una aventura que transformará a ambas y pondrá en evidencia la verdadera naturaleza y mensaje de la película. Con Desagrado, Miedo, y Furia ahora intentando llevar adelante la vida de la pequeña, la realidad se convierte lentamente en algo insoportable, y una sensación lúgubre comienza a agobiarla.

Mientras Riley cae en depresión, Alegría y Tristeza recorren su mente en una aventura extraordinaria repleta de momentos fascinantes, desde la producción de sueños hasta el monumental laberinto de la memoria a largo plazo, así como el vacío oscuro de los recuerdos olvidados para siempre. La travesía es una secuencia genial tras otra, y nunca cansina ni repetitiva, ya que aprovechan la idea de la odisea mental para representar conceptos abstractos de forma inteligente y divertida. La alegoría quizás sea muy madura para niños pequeños, pero es justamente por eso que el foco de la obra es un brillante punto de partida para que padres e hijos conversen acerca de la salud mental.

El director Pete Docter ya mostró interés anteriormente en historias que tienen que ver con los miedos y los anhelos del ser humano. Monsters Inc. y Up son dos joyas que hablan mucho de eso, casi desde puntos (o edades) opuestas. El guion que firma con Intensa-Mente es de lo más adulto y reflexivo que han hecho hasta ahora, y lo que tiene que decir acerca de la madurez, el crecimiento, y las emociones es sumamente importante. No es un golpe emotivo injustificado, sino que se asegura de que cada acción tenga una razón de ser.

La historia va adquiriendo más peso cuando el personaje de Alegría comienza a comprender el propósito de Tristeza, y cómo ella es la clave para que Riley recupere su fuerza. El objetivo al principio es que la niña sea como antes, pero es evidente que tal cosa no puede suceder. El camino correcto es recuperar a Riley, pero mostrándole la vida tal cual es, con sus tristezas y alegrías juntas, tomadas de la mano, entendiéndose como partes de un todo que funciona con muchas capas. Los recuerdos a veces son tristes y alegres al mismo tiempo, y otras veces son más. Vale muchísimo notar que adentro de la cabeza de la mamá de Riley, la que está al mando de todo es Tristeza.

La película nunca decae en su camino a este mensaje. Tanto lo que sucede adentro de la cabeza como lo que sucede afuera son todos momentos que construyen. La animación de Pixar es excelente, como era de esperarse, y la música de Michael Giaccino emociona de igual manera.

Intensa-Mente es el punto más alto del estudio, y sin duda alguna es el esperado regreso a la compañía que era sinónimo de innovación y astucia que muchos extrañaban con sus últimos títulos. No estoy completamente de acuerdo, pero no se puede negar que desde hace varias películas faltaba algo que pusiera un marco especial en dichas obras. Esta vez, entregaron algo que va mucho más allá del cine, y se conecta de manera profunda con el espectador, diciéndole que está bien llorar, está bien sentir, está bien comunicarse y tener miedo y tristeza. Todo es parte de la vida.



Dejanos tu comentario »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *