Sobre Suicide Squad, Rotten Tomatoes, y la crítica de cine


Emmanuel Báez Agosto 3, 2016 4 Lectura de 10 minutes

rotten tomatoes

Estaba leyendo este artículo en The Hollywood Reporter, que va revelando los pormenores de la producción de Suicide Squad, los cuales fueron, como muchos saben, bastante problemáticos. Como sucede en muchas producciones, especialmente los denominados “tanques” de Hollywood. Tal es el caso de Rogue One, por ejemplo, cuyas refilmaciones fueron supervisadas por Tony Gilroy (director de Michael Clayton y The Bourne Legacy) y no por Gareth Edwards, director oficial de la película. No es lo ideal, pero pasa en muchas ocasiones, y seguirá pasando. Algunos tienen buenos resultados, y otros, no tanto.

Ahora, encaremos las dos premisas que vuelven a ser tendencia ahora que Suicide Squad está recibiendo críticas mixtas. Y digo mixtas, porque eso es lo que percibo. Lastimosamente, Rotten Tomatoes es un sistema fallido y problemático que mucha gente no entiende, pero volveré a eso luego. La primera premisa es que “los críticos confabulan para odiar todos juntos las películas de DC”, que debería ser absurdo desde el vamos para cualquiera, pero por alguna razón, es válido para algunos grupos. Tomemos como base la cantidad de críticos registrados en Rotten Tomatoes, que tiene alrededor de 500 autores activos de forma regular.

Imaginen por un segundo una cadena de correos o chat de Facebook en el que están unos 200 críticos, y todos empiezan a escribir algo por el estilo:

“Ya llega Suicide Squad”

“Falta poco, ¿qué tan malos seremos con la película?”

“Bastante, pero no tanto como con Batman vs Superman”

“Tienen razón, ¿ya llegaron los pagos de Disney?”

Se lee bastante absurdo, ¿no? Es porque es absurdo. Si no, ¿por qué los detractores no se manifiestan cuando los críticos aprueban películas que los espectadores comunes también llegan a disfrutar? La trilogía The Dark Knight de Christopher Nolan fue aprobada casi por unanimidad y, sin embargo, no veo que digan que Warner pagó a los críticos para que opinen positivamente de las películas, especialmente de la tercera, que en lo personal fue mediocre. Pero esa es solo mi opinión.

Los críticos son solamente personas, y como tales, basan sus críticas en sus propias emociones. No existe tal cosa como la crítica objetiva, porque somos seres humanos, no artificiales ni sintéticos. Toda obra pasa por un filtro bastante subjetivo que está sujeto a años de experiencia y madurez, tanto emocional como intelectual, y lo que sí ocurre es que algunos filtros pueden ser más intelectuales que otros, pero toda crítica es válida. Un crítico puede acercarse a un material desde el punto de vista ñoño, y otros desde el punto de vista filosófico. Eso se llama diversidad, y es entretenido. Deberían intentarlo.

Habiendo también numerosos ejemplos de todos los casos contrarios, desde películas gigantescas que fueron muy exitosas pero fueron odiadas por la crítica, hasta películas que fueron aplaudidas por la crítica pero no fueron un éxito masivo como se esperaba, sin hablar de la cantidad de películas de DC aparte de la trilogía de Nolan que fueron bien recibidas por la crítica (Superman Returns, V for Vendetta, entre otros) es evidente que esto es un simple problema de desacuerdo masificado por internet, y nada más que eso. Además, los sitios de noticias más populares saben perfectamente que esta clase de “debates” atraen visitas, y se aprovechan al máximo tratando de incitar al caos viral para sus propios beneficios.

No me atrevo a hablar por la totalidad existente de críticos en el cine en todo el mundo, pero por mi parte puedo asegurar que uno nunca llega a la crítica sin amar el cine. La sola idea de un crítico de cine despertándose hoy con ganas de odiar y vapulear una película es simplemente ridícula. Si existe alguien así, debería renunciar de inmediato que me daría una completa vergüenza ajena, pero no creo que una persona madura y emocionalmente estable tenga ganas de odiar algo. Lo que sí creo firmemente que existe, son críticos que no deberían encargarse de cierto tipo de películas, pero lo hacen porque están obligados por trabajo, o películas que van adquiriendo otro sabor con el paso del tiempo. Esto último ocurrió con muchos clásicos que no fueron aprobados en su momento, pero fueron siendo recuperados en años o décadas posteriores. No sé si será el caso de Suicide Squad.

El propio Roger Ebert, considerado como uno de los críticos más importantes de la historia, tenía sus fuertes reservas con respecto a los videojuegos y 3D en el cine, pero él sabía separar perfectamente esos factores a la hora de encarar una película. Decía que tal o cual película era buena, pero siempre desechaba el 3D al final de cada texto, si era necesario. Algunos de los críticos más renombrados pertenecen a una vieja escuela de pensamiento de la cual no lograron desprenderse, en el cual el término blockbuster tenía un significado muy diferente. Aún así, creo que son una minoría y que no tienen poder para mover masas.

No creo que ninguna crítica tenga poder para mover o detener masas. Tales son los ejemplos de las películas de Transformers, o las últimas tres de Piratas del Caribe, Armageddon, Alice in Wonderland, Iron Man 2, entre otros, que fueron desaprobadas por críticos pero fueron gigantescos éxitos de taquilla a nivel global. Para el momento en que sale una crítica de cine, el estudio de una superproducción ya gastó unos $100-150 millones en marketing y muchos analistas atribuyen el fracaso de muchos tanques a cuestiones de marketing, tal fue el caso de la reciente Warcraft, o películas como Watchmen o Kick-Ass, que apenas se recuperaron en la taquilla, pero fueron empujadas positivamente por la crítica en términos generales.

La segunda premisa tiene directa relación con Rotten Tomatoes y la problemática de la reducción de las críticas a sistemas numéricos o símbolos para atraer masas. La idea de un sitio que recopile críticas de cine es fabulosa, pero el problema de las calificaciones es una que se viene dando desde hace décadas, y que parece nunca acabar. Hay un conflicto fundamental que tiene que ver con que la gente lee cada vez menos, y estoy seguro de que debe haber algún estudio realizándose por ahí que avale esta afirmación. Por tal razón se recurre a las estrellas o los puntajes, para atraer lectores que primero se fijan en eso, y en base a eso, deciden si leer o no una crítica. Por supuesto, es un gran error general porque una calificación de tres estrellas o un símbolo de “podrido” no puede, en ningún caso, expresar lo mismo que mil palabras escritas por alguien que tiene una vida de experiencias y emociones cinematográficas en su haber, y que pudo haber sentido muchas cosas al ver una obra.

Rotten Tomatoes es un sistema fallido porque basa toda su presentación en dos símbolos: podrido o fresco. Eso no da lugar a ambigüedades, y muchas películas viven en lugares neutros, de difícil comprensión, de análisis y debates que se deben repetir una y otra vez. Mientras escribo esto, Suicide Squad tiene 60 críticas “en contra” y 30 críticas “a favor”, y eso es exactamente la mitad. Es decir, que hay una considerable cantidad de autores que tienen cosas buenas que decir acerca de la obra, pero como el sistema muestra a primera vista un símbolo de podrido, es demasiado fácil que uno sienta rechazo de entrada y no profundice en la situación, ni mucho menos se interese en leer realmente lo que dice cada una de las críticas.

Así es que como ahora hay un grupo que creó una petición online para que Rotten Tomatoes sea dado de baja, y seguramente se convertirá en un movimiento que desaparecerá dentro de poco, porque no tiene ningún fundamento lógico o razonable que pueda sostenerse en un debate prolongado. Es un simple desacuerdo masificado por falta de profundización o entendimiento acerca de lo que es la crítica de cine que, como muchos otros oficios, no es absoluto y no está carente de actualizaciones o errores humanos. Recuerden que películas como Halloween, The Shining, The Fight Club, que hoy son considerados hitos en la historia del cine, en su momento tuvieron sus detractores en la crítica.

No está de más hacer notar que Rotten Tomatoes es una empresa controlada por Fandango Media, que a su vez tiene como dueño a Warner Bros. (Time Warner) y NBCUniversal (Comcast), que no tienen ninguna relación con The Walt Disney Company, o que tampoco es la única comunidad que agrega críticas de cine. También lo hace Metacritic, cuya comunidad de críticos tampoco tiene una opinión muy diferente a la de Rotten Tomatoes, pero al menos tienen un sistema no tan arbitrario como el binario simplón de “roto” o “fresco”.

Todo este debate puede no tener ninguna importancia si los seguidores se juntan y llevan a otras personas a ir al cine a ver una película, que es como suelen tener éxito las decenas de películas exitosas que reciben malas críticas. Creo que es mucha energía desperdiciada despotricando contra un sistema a favor de una película que, en la mayoría de los casos, ni siquiera todavía pudieron ver, ya que la película llega a la mayoría de los cines recién a partir de mañana. Existen muchos factores que pueden llevar al éxito o al fracaso a una película, y cada caso merece un análisis individual, y no uno general que no considere aspectos específicos de cada producción.

Es también sumamente hipócrita reprochar a la crítica porque le aburrió una película que uno “quiere” que sea exitosa, y no hacerlo cuando aprobó un título que uno vio y no disfrutó para nada. No se puede usar a la crítica a favor o en contra por conveniencia, y en muchos casos se usa a la crítica para recomendar películas. Pero hay algo todavía mejor que es más sano para la mente y el cuerpo: si les gusta una película que la crítica odia, ámenla y recomiendenla. Si la opinión de un extraño les quita las ganas de ver una obra, quizás no tenían tantas ganas de verla en primer lugar. Si les interesa la crítica, si les interesa debatir y no despotricar ciega e inmaduramente, entonces vayan más allá de los símbolos, las calificaciones y las estrellas, y lean. Lean y comenten sin insultar ni sentirse superiores.

Se llama simplemente diferencia de opiniones. Así también, existe un buen número de críticos y fanáticos de los comics que no están tan contentos con las adaptaciones cinematográficas que se realizan de sus preciadas obras. Por sobre todas las cosas, recuerden que tienen todo el derecho del mundo de apoyar y adorar una película que es rechazada por otros.



4 Comentarios »

  1. Marcos Riera Medina Agosto 3, 2016 a las 15:46 - Reply

    Buenísimo

  2. Eliezer Gimenez Celestino Agosto 3, 2016 a las 15:56 - Reply

    “Mientras escribo esto, Suicide Squad tiene 60 críticas “en contra” y 30 críticas “a favor”, y eso es exactamente la mitad. Eso no significa que la mayoría de los críticos considera que es un desastre, sino la mitad de ellos. ”

    ¿No sería 1/3 de la crítica la considera “buena” ? Ya que el universo equivale a 90 reviewers y la mitad es 45…

    Por lo demás sí, es bastante acertado.

    • Emmanuel Báez Agosto 3, 2016 a las 16:07 - Reply

      Estás en lo correcto. Por fortuna, no me dedico a las matemáticas. Igualmente, sigue siendo una cantidad considerable de reviews a favor que queda manchado por un símbolo estúpido.

Dejanos tu comentario »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *