‘2010: El Año en que Hicimos Contacto’, la odisea continúa


Ricardo Trejo Marzo 7, 2013 0 Lectura de 6 minutes

2010 post

Películas hay y muchas. Algunas nos dejan marcados de por vida y no dejan de asombrarnos sin importar cuántas veces las hayamos visto. Pero de vez en cuando, se estrenan otros dos tipos de cintas: las que injustamente quedan en el olvido y que cuentan con la misma riqueza artística que las más aclamadas, y las que alguna vez vimos y amamos cuando niños, pero con el paso del tiempo también las olvidamos sin darnos cuenta. Lo genial de ambas es que al revisitar esos filmes, nos damos cuenta el por qué amamos tanto el Séptimo Arte. Cada semana quiero rescatar cuantas películas de ese tipo sean posibles.

Hoy concluimos nuestro mes dedicado completamente a películas sobre el espacio, queridos lectores. Hablamos de Apollo 13 de Ron Howard, el desastre psicológico de Deep Impact y la injustamente abucheada Mission to Mars de Brian De Palma. Y precisamente en esta última, se tocaba el tema de si la película fue un intento de recrear a 2001 de Stanley Kubrick (una película que me marcó muchísimo hace un par de años), o mejor aún, si trató de explicar en otras imágenes el polémico final que hasta la fecha muchos siguen sin descifrar por completo.

Pero en 1984, el director Peter Hyams (End of Days, Timecop) tomó las riendas de un proyecto que dudo muchos directores hoy en día se animarían a dirigir, y este fue la (ahora sí) secuela directa a 2001, esta vez llamada 2010. Después de todo, ¿quién tendría el valor de hacer una secuela a una película de Kubrick? La película está basada en la novela de Arthur C. Clarke (segunda novela de una saga literaria de cuatro entregas) y relata los acontecimientos que siguieron luego de que la nave Discovery en la que viajaban David Bowman (Keir Dullea) y Frank Poole fuera saboteada por la computadora HAL-9000. Dado que la nave pierde contacto con la Tierra, los Estados Unidos preparan un equipo de investigación para viajar a Júpiter y averiguar exactamente lo que ocurrió, pero no irán solos, tendrán que viajar en una nave de la Unión Soviética.

Quizá el punto en contra de ver (o hacer) esta película, es el hecho de que todas las teorías de lo que sucede en los últimos minutos de 2001, se vienen abajo dadas las acciones que los personajes de 2010 llevan a cabo. Aquí el Dr. Heywood Floyd (interpretado por Roy Scheider, sí, el mismo de Jaws) explica el por qué HAL-9000 sabotéo la misión del Discovery, también se muestra el destino de David Bowman, así como la presentación de una nueva computadora, la SAL-9000, me pregunto si esta sería la gemelo de la que se habla en 2001 a raíz de que HAL admite que se equivocó al pronosticar mal la falla de un componente en la antena del Discovery.

Pero a pesar de esos detalles, 2010 resulta una película interesante y, he de decirlo, bastante escalofriante. Peter Hyam no logra (obviamente) la precisión técnica y fílmica que Kubrick en su odisea, pero sí logra varios momentos que a uno le roban el aliento. Y eso es gracias a que Hyam comprende a la perfección la esencia de los personajes, y a los cuales rodea de una atmósfera de suspenso bastante inquietante. Basta con mirar la secuencias en donde se vuelve a reactivar a HAL. El temible villano de 2001 vuelve a abrir los ojos en esta. O también los momentos en que David Bowman se hace presente en diversos momentos de la trama y nos explica el por qué de sus acciones, que fue de él y qué es lo que sigue. Por supuesto, volvemos a visitar secciones clave de la nave Discovery, incluso Hyam recrea desde otros ángulos, tomas que Kubrick utilizó en 2001. Hay momentos de hecho, en que el volver a la nave comandada por Bowman, se siente como si se estuviera profanando una antigua tumba, y es que de hecho, eso es lo que es, dado que HAL asesinó a los miembros de la tripulación del Discovery. 2010 significa un regreso a lo desconocido (la premisa principal de 2001), a pesar de que ya sabemos lo que pasó ahí. La pregunta aquí es, ¿algo ha cambiado?

¿Por qué sacar a esta película de El Baúl?

2010 podría significar un saciamorbos. Es decir, una película que para aquellos que no apreciaron en su totalidad a 2001 (o prácticamente la odiaron), puedan darle una segunda oportunidad, pero con otro enfoque. Incluso podría hacer que los cinéfilos hagan un revisit de la obra maestra de Kubrick. Aquí las respuestas a algunas de las incógnitas son respondidas, pero también nos deparan sorpresas maravillosas. Y lo digo en serio, el final de 2010 es épico. No olvidemos que cada encuentro con el Monolito significa un paso adelante en la evolución. En 2001 el hombre evolucionó a ser inteligente, después dio el gran salto al espacio, y al final, se convirtió en una identidad casi divina. 2010 por supuesto, nos tiene preparados un paso más, y he de decir que después de ver la película, me emocionó mucho lo que significa, nos dice lo que Arthur C. Clarke considera a lo que puede aspirar la raza humana dentro de unos milenios.

2010 viene acompañado de un gran elenco, tenemos de nuevo a Keir Dullea como David Bowman, Bob Balaban (lo recordarán como el narrador en Moonrise Kingdom), John Lithgow (Terms of Endearment), Elya Baskin (el casero de Peter Parker en Spider-Man 2), Mary Jo Deschanel (sí, la mamá de nuestra amada Zooey), Douglas Rain regresando como la voz de HAL-9000, y como la cereza del pastel, a la mismísima Helen Mirren como la cosmonauta Tanya Kirbuk (y que curiosamente, el apellido de su personaje leyéndose al revés hace referencia a Kubrick, pero sin la “c”).

Son muchas las teorías que se han formulado alrededor del monolito y la puerta estelar en el final de 2001, acerca de lo que ve David Bowman en esa habitación y el por qué se convierte en una entidad estelar al final de la película, se leen varias y varias por Internet, así que si quieren complementar o aclarar sus dudas alrededor de la obra de Kubrick, 2010 podría significar la respuesta a sus incógnitas. Los dejo, cinéfilos, no con el trailer oficial de la película, sino con la escena inicial de 2010, y que la verdad pone la piel chinita al recapitular los eventos acontecidos durante 2001. Disfruten.