Diez películas de Halloween para ver en la temporada


Emmanuel Báez Octubre 14, 2015 0 Lectura de 6 minutes

cinehalloween

Pueden festejar o no Halloween, pero es una buena época para hacer maratones de películas que tengan alguna relación con la fecha. Una buena película de Halloween no tiene que ser necesariamente de terror, pero sí debe tener una ambientación muy particular, escenarios tenebrosos, vestuarios extravagantes, y personajes fuera de lo común. Puede ser una mezcla de todo eso y más, o puede tener algo de todo esto. Así que si esta temporada van a ver una o más películas, y quieren alejarse un poco de las recomendaciones de siempre que seguramente terminan con la película que lleva el nombre de la temporada, vean alguna de estas, y muchas otras parecidas.

001

Casper (1995)

Comenzamos ligeros con una fantasía familiar que merece un mejor espacio en el recuerdo. Me parece difícil que no se pueda disfrutar Casper, ya que estamos hablando de un fantasma amistoso, y otros ahí detrás de él que no dejan de hacer travesuras en una gigantesca mansión abandonada donde acaban de mudarse un padre soltero y su hija adolescente. ¿Qué mejor que eso para Halloween?

002

Trick ‘r Treat (2007)

Perdón, iba a seguir liviano, pero sabía que iba a terminar hablando de esta antología de terror, así que mejor pasar directo por ella. Cuatro historias que se desarrollan en Halloween y ofrecen giros frescos a distintos subgéneros del terror, desde vampiros hasta zombies, y en el centro, un pequeño demonio juguetón que llega bajo el nombre de Sam, y promete mantener las tradiciones sangrientas de la fecha a flote, para un disfrute todos los años. Lo mejor de esta fascinante película, es que se viene la secuela.

003

House (1977)

Nunca vieron una película de terror como Hausu, que realmente no es fácil de describir. Siete amigas realizan un viaje al campo y terminan alojándose en la casa de la tía de una de ellas, pero rápidamente las cosas van revelándose bastante extrañas. El terror se mezcla con la comedia y la fantasía, y las cosas que empiezan a suceder a las visitantes son cualquier cosa menos predecibles, y si el cine japonés nos enseñó algo, es que siempre tienen cosas alocadas para esta clase de mezcla de géneros.

004

Sleepy Hollow (1999)

Tenía muchas esperanzas con Dark Shadows en el 2012, pero el Tim Burton tétrico y confiado se quedó en la leyenda del jinete sin cabeza. Corpse Birde y Sweeney Todd son buenas, pero la simple premisa detrás del misterio y la ambientación sombría de esta propuesta hace que sea única en su estilo, como solo Burton podía hacerlo en ese entonces. Es fascinante ver a Ichabod desentrañar la verdad de esta obra, aunque es una de esas películas para verla dos o tres veces porque es fácil distraerse por la majestuosidad de la fotografía o los vestuarios o las actuaciones.

005

Hocus Pocus (1993)

Bajemos un cambio y volvamos a pensar en una noche de cine en familia, y por lo general eso tiene que ver con fantasía y humor fácil de digerir, algo que abunda pero no siempre es lo suficientemente inocente como para los chicos, ni enérgico para los demás. Tres brujas resurgen en una noche de Halloween después de tres siglos, y unos adolescentes con la ayuda de un gato inmortal deberán enmendar el error y devolverlas a la muerte. Pueden poner esta para los más chicos, para luego enviarlos a la cama, y sentarse a ver algo más terrorífico.

006

Drag Me To Hell (2009)

Algo como el regreso de Sam Raimi al “terror verdadero”, quizás, con una apuesta que confirma que una película de sustos genuinos puede tener una buena dosis de humor incómodo, y funcionar a la perfección. No es la mejor obra para describir a los gitanos, pero sí para tomar un poco más en serio a las historias de demonios tomando venganza en nombre del horror. Buenos momentos de miedo, mucha sangre, y situaciones singulares que van creando genial ambiente para un desenlace memorable en el género.

007

Saw (2004)

Si quieren algo directamente gore para la temporada, hay suficientes títulos para disfrutar, como cualquiera de la saga Saw, aunque la primera es realmente un pedazo de thriller que sobresale por su inteligencia y contención. Todo comenzó con esta propuesta chocante, que tuvo simplemente a dos protagonistas en el medio de una habitación, preguntándose por qué estaban allí, y para ese entonces, el resultado fue algo muy inquietante, introduciendo así a un personaje que seguramente se ganará, con el tiempo, su lugar entre las leyendas de terror.

008

Beetlejuice (1988)

Y hablando de leyendas, de todas las películas obvias que hay que mencionar, elijo a Beetlejuice porque ¿cómo no? Tiene todos los condimentos necesarios para una buena noche de Halloween, y volvemos a hablar del clásico Burton que desbordaba en creatividad e ingenio. Fantasmas extraños, situaciones fuera de lo normal, hasta para el género, y Michael Keaton con un maquillaje salido de la factoría del Joker. Irónicamente, un año después interpretaba a Batman. Mucho se ha dicho de Beetlejuice, pero es que está entre lo mejor del cine de la década.

009

The Night Before Christmas (1993)

Y hablando de Burton, una donde suelen confundirlo con el director, aunque en realidad se lleva el crédito de productor. No, la mano maestra detrás de esta maravillosa obra es Henry Sellick, que más recientemente dirigió otra obra maestra como lo fue Coraline (también especial para Halloween). Se trata de Jack Skellington y su odisea por Christmas Town, un lugar que escapa de su comprensión, asegurando una aventura única que queda en la memoria y entre lo mejor del cine de stop-motion.

010

Fright Night (1985)

Una película de vampiros con personajes que hablan acerca del cine de vampiros. El cine meta suele ser una experiencia fantástica cuando está bien hecha, y cuando hace pensar a uno en el maravilloso efecto que tiene el cine en uno. Por supuesto, también está el hecho de que es simplemente una entretenida historia de un adolescente, amante de las películas de terror, que descubre que sus nuevos vecinos son unos vampiros, y requerirá la ayuda de un ídolo suyo para evitar que ocurra lo que siempre ocurre en estas situaciones.

millerflyer