Robert Rodríguez en negociaciones para dirigir el remake de ‘Escape From New York’


Emmanuel Báez Marzo 24, 2017 0 Lectura de 2 minutes

El remake del film de ciencia ficción distópica Escape From New York es uno de tantos proyectos que circulan en Hollywood desde hace rato, sin conseguir mucha fuerza a pesar de los reportes regulares. Tal es el caso del remake de The Crow, que parece ir a ningún lado.

Sin embargo, ahora comunican que el director Robert Rodríguez está en negociaciones para dirigir la nueva versión del clásico de John Carpenter, lo que hace que esto se ponga más interesante de lo que debería, siendo Rodríguez un director que podría encajar a la perfección con este mundo.

Ya en el 2013 se había anunciado la intención de un reinicio con miras a una trilogía, y un tiempo después se especulaba que Charlie Hunnam podría tomar la posta de Snake Plissken, personaje que fue personificado por Kurt Russell en las dos películas originales, la primera de las cuales permanece como la mejor valorada.

Ahora mismo, no hay noticia alguna de casting ni el rumbo que tomarían con este remake en cuanto a la historia. Solamente que el guion está firmado por Neil Cross, creador de la serie Luther para la BBC. En tanto que el propio Carpenter está detrás del proyecto como productor ejecutivo, así que al menos contamos con su aprobación para lo que sea que tengan en mente.

Veremos luego si Rodríguez firma con Fox y si finalmente avanzan hacia algún lado, o si este proyecto se convierte en uno más del montón que nunca pasan de las charlas de pasillo en Hollywood. Personalmente me atrae la idea de revisitar este mundo desde la perspectiva sociopolítica actual, que no está muy lejos de la cárcel en medio de la ciudad que planteaba la película de 1981.

Es cierto que Rodríguez es el responsable de la vomitiva saga infantil de Spy Kids, pero sus películas más adultas e irónicas demuestran que es capaz de crear un mundo de acción desenfrenada, bien estructurada, y meternos de lleno en sus problemas. Solo necesita un buen guion y un buen Plissken, y el viaje está hecho.