Una de las películas más aterradoras del año podría no estrenarse por prejuicios


Emmanuel Báez Diciembre 20, 2016 0 Lectura de 4 minutes

Aunque no es para nada lo mismo que la farándula, reportar sobre el mundo del cine es muchas veces hablar sobre especulaciones y rumores detrás del telón, de proyectos que no se concretan o que se llegan a confirmar posteriormente. Por esa razón, no me parece descabellado que encare un rumor que me estuvieron pasando últimamente conversando con algunas personas que trabajan en el negocio de los cines locales.

Hace unos días me percaté de que la página de Facebook de un cine local publicó como próximo estreno Train to Busan (cuyo título latino es Estación Zombie o Invasión Zombie), una producción coreana sobre la cual ya hablé acá, haciendo hincapié en que se trata de una grandiosa y espectacular adición al género zombie, con ese sabor oriental que siempre hace bien diferente las cosas como para que no se sienta nada Hollywood.

Consultando me informa una fuente que, a pesar del aviso de dicho cine, es probable que la película no llegue a las pantallas paraguayas debido a que son pocos los complejos de cine que se están atreviendo a darle un espacio en su programación de principios del 2017.

La razón es tan simple como tan ridícula: se trata de una producción coreana, independiente, desconocida por los encargados de programación al no venir de un estudio mayor norteamericano ni tener rostros medianamente conocidos. En otras palabras, este retraso está basado en la aparente ignorancia supina de quienes trabajan en el mismo medio, y realmente deberían conocer a fondo las producciones que llegan a la cartelera.

Es notable la cantidad de títulos norteamericanos que se estrenaron durante el 2016 que no llegaron a funcionar como esperaban las distribuidoras, y sobre eso hablaré en otro momento, luego de las palabras de un crítico de cine latino de otro país donde suelen pasar por el mismo sufrimiento.

Ahora mismo me quiero enfocar en Train to Busan, notando que realmente no estamos hablando de un título experimental, sino de una película del género zombie con acción trepidante y mucho suspenso bien logrado. Realmente podríamos decir que se trata de una visión Hollywoodense con elementos narrativos orientales, así que tampoco se trata de una película que no pueda ser disfrutada en la pantalla grande, sino todo lo contrario.

Se estrenó en México, Chile, y Perú, recibiendo muy buenos números teniendo en cuenta su origen, marketing, y espacio entre otras producciones, y dentro de poco se estrena en Brasil y Argentina. No espero para nada que en Paraguay tenga un éxito arrollador, pero sin duda alguna podría llegar a tener su impacto entre su público nicho, ¿y por qué no?, más allá de eso, si se llega a realizar una buena campaña de marketing.

De un tiempo a esta parte, la distribución y exhibición de películas mejoró bastante en Paraguay, con la apertura de más salas de cine y espacios para películas independientes en horarios marginales. Sin embargo, todavía nos falta un largo trecho para estar a la altura de otros países. Definitivamente voy a seguir investigando al respecto, y espero que cambien de parecer.

Por último, vean el trailer. ¿Quién no querría ver algo así en el cine?