‘Zombieland’, porque los zombis no dan miedo


Emmanuel Báez Febrero 1, 2011 0 Lectura de 4 minutes

ZOMBIELAND

Aprovecharé esta entrada para dar mi opinión sobre las películas de zombis, pero antes comenzaré diciendo que no recuerdo cuando fue la última vez que vi una película que merezca tener una continuación más que Zombieland. Tiene escrita “secuela” por todos lados y la misma estaría bien justificada, así que lo primero que hice después de verla fue alegrarme al fijarme que ya está en pre-producción la segunda parte.

Ahora a lo que iba: los zombis son los seres más hilarantes que existen. No me cabe en la cabeza como pueden haber personas que tengan miedo al ver películas de zombis. La primera y única vez que los zombis me dieron ALGO de miedo fue en 28 Días Después (2003), y me refiero específicamente a los primeros 30 minutos de la película ya que el resto del film no era más que una alegoría política que usaba a los zombis como pretexto, y como película simplemente no me funcionó para nada. Mucho menos con ese estúpido final alternativo que era aún más estúpido que el final original.

Como no entiendo como es que alguien pueda asustarse de las películas de zombis, tampoco entiendo realmente cual es el propósito de su existencia excepto el de ser asquerosamente machacados y descuartizados para el morbo del espectador deseoso de ver sangre y más sangre. Por dicha razón cuando me topé accidentalmente con Shaun of the Dead (2004) en la tele, lo disfruté de sobremanera. Mezclar zombis con comedia es algo que me apetece mucho más que imaginarme viendo alguna vez toda la serie de películas de zombis de George A. Romero. Y quiero aclarame antes de que aparezcan cinéfilos fanáticos de dicho director a lanzarme estacas y crucifijos, que no creo que las películas sean MALAS, simplemente no creo toparme jamás con ninguna que sea particularmente terrorífica, porque el factor MIEDO es algo que siempre sale a colación cuando se habla de película de zombis. Conociéndome (con lo contradictorio que soy), probablemente termine viéndolas y tal vez las aprecie como películas, pero si llegan a asustarme será todo un logro.

Volviendo a Zombieland, y de paso volviéndome a asquear por los Globos de Oro, estamos ante una película que merecía mucho más que la comercial y decentemente sorpresiva The Hangover una nominación en la categoría de Comedia o Musical, aunque viendo que The Hangover tuvo un mucho mejor éxito financiero, no me sorprende para nada. Pero como comedia no supera en absoluto a este cuarteto de personajes recorriendo Estados Unidos despedazando zombis entre diálogos hilarantes y situaciones simplemente divertidas.

La secuencia inicial ya predice a la perfección el ritmo que llevará la película, Jesse Eisenberg narrando las reglas de supervivencia con brutal originalidad, seguida de los créditos iniciales, que está entre los más grandiosos en muchísimos años. Su personaje, Columbus, se cruza luego con Tallahassee, un Woody Harrelson de lo más genial, con quien tendrá sus cómicas diferencias al comienzo pero prontamente terminarán congeniando. Como ninguna película estaría completa sin las damas o heroínas, aparecen la sexy Emma Stone y la subyugante Abigail Breslin (a quien le tengo una inconmensurable admiración) como Wichita y Little Rock respectivamente, para completar este festín sangriento e ingenioso. Y entiendan que uso el término BRUTAL adrede. Las matanzas son inclusive mucho más atractivas que la de las películas zombis que he visto hasta ahora.

A todo esto, lo original de los textos que aparecen en pantalla a medida que Columbus va reaccionando de acuerdo a sus reglas son sencillamente.. pues eso.. originales, y lo original es algo que se agradece bastante, más aún considerando lo gastado y limitado que me parece el subgénero de los zombis. Hay un puñado de escenas que uno podría vaticinar fácilmente como terminarían, pero las mismas no dejan de sorprender con resoluciones totalmente inesperadas. El que me diga que el personaje de Woody Harrelson no es del típico héroe que siempre muere poco antes de finalizar el viaje no vio nada de cine en su vida, pero aquí los cuatro protagonistas apenas comienzan su viaje en lo que espero que sea una digna continuación a esta fascinante película.